Emprendedor

Este es el comienzo...

Thursday, November 11, 2004

Emprendedor e inteligencia emocional.

Bitacora del Capitán,...........Pág.N°8...........11 de noviembre de 2004.

Navegamos en aguas realtivamente tranquilas. Se ha introducido un troyano en la nave que no he podido sacar se trata del satarpeg.du. En todo caso, no afecta a mi navegacion si estoy con Firefox, cambio de navegador, al IE y entra el troyano...lo probe todo, panda online, modificar registro, y nada, lo dejaré habitar por un tiempo, hasta que lleve a carena la nave y la resetee. En fin, asi ha estado la navegación. He visto que algunos navegantes se acercan consultando en su ruta por "emprendedor" o "definicion de emprendedor" y me parece que deben encontrar lo que andan buscando, asi es que comienza la historia con:

¿Porqué a algunos les resultan las cosas y a otros no?. Suerte???? mmmmmm...veamos.

Existe un sin número de artículos en los cuales se trata de definir el perfil del emprendedor. Algunos se preguntan si se nace o se hace emprendedor. Otros detectan que las tres características importantes de un emprendedor son : Identifican oportunidades, son capaces de reunir y motivar los recursos necesarios para lograr los objetivos y son capaces de liderar un equipo , que a su vez liderará la organización. En fin,hay de todo para tratar de explicar por que a unos les resultan las cosas y a otros no. ¿Por qué algunos, con los mismos años de estudios y viviendo en el mismo ambiente que los vecinos del barrio, surgen más que otros?. Esto tiene que ver con el Espíritu Emprendedor. El espíritu emprendedor, al igual que el carisma, se puede formar, lo importante es lograr mantener en el tiempo estas cualidades. Los emprendedores son esencialmente positivos, trabajadores, soñadores, en el bien entendido de la palabra, apasionados a lo que se abocan, y jamás encuentran obstáculos insuperables; es más, transforman estos obstáculos en oportunidades.

Por lo tanto, el espíritu emprendedor, tiene que ver con algo mas que el coeficiente intelectual, tiene que ver con nuestras emociones, y la forma en que los emprendedores las manejan. En casi todas las definiciones, aparece una característica que es menos relevante, y que sin embargo , en mi opinión debiera ser importante: el miedo.. Miedo a realizar nuestros sueños, miedo a lo desconocido, miedo a que no resulte, miedo a perder lo acumulado, miedo por los hijos, la familia. Miedo a ser nosotros mismos. ¿ Que haría si no tuviera miedo?. Esta una de las grandes barreras para el emprendimiento.

Me parece interesante e análisis que realiza la sicóloga Janet Sprohnle, entre la inteligencia emocional y emprendimiento.

Inteligencia emocional y Emprendimiento. (1)

Para aquellos que gozan con las descripciones, un emprendedor es: “ aquel que tiene visión, energía, y fuerza, transforma problemas en oportunidades, lo empuja la intuición y la confianza, y se focaliza con propositividad, de manera de llevar sus sueños a la acción”.

La mayoría de los elementos presentes en esta definición tienen que ver con la “ Inteligencia Emocional”, entendiendo por ésta nuestra capacidad para administrar eficientemente el contenido que proviene de nuestras emociones.
Tener visión , ver más allá de lo contingente y pragmático, tiene que ver con las nuestras capacidad creadora, innovadora e intuitiva, como también con nuestro derecho a soñar.
Construir nuevas realidades y hacerlas posibles, que es lo que hace un emprendedor, sin duda requiere de energía y fuerza, debe tener pasión en lo que cree y ganas de llevar adelante su proyecto.
La energía y fuerza están dadas también por la confianza que nos tenemos, el optimismo y fe respecto al entorno. Incluye también la propositividad, es decir el empeño en llegar al objetivo que nos proponemos focalizando nuestra energía y siendo muy perseverantes en el camino.
Un emprendedor, transforma problemas en oportunidades, siendo sin duda ésta una de la princípiales características de la inteligencia emocional.
Esta característica se denomina “resiliencia”, que consiste en la capacidad de sobre sobreponerse a la adversidad, creciendo a partir de ella. Enfrentar cambios y sobresaltos de una manera contractiva no dejándose abatir por la frustración.
Lo empuja la intuición y la confianza. Las personas eminentemente racionales que no dan cabida, a la información que proviene de otras fuentes, que necesitan la lógica y lo empírico para entender la realidad, difícilmente serán grandes emprendedores. En el emprender hay mucho de intangible, de apuesta y de riesgo, y de intuitivo
El emprendedor debe ser un sujeto positivo, optimista y confiado. Esta confianza en si mismo, en los otros; es la fuerza de las creencias y al empuje. Este empuje no esta dado por un referente externo, sino mas bien por el referente interno que sirve de motor de partida para la concreción de sus ideas. El buen emprendedor seguro que tendrá una adecuada evaluación de la realidad, como gran referente externo, pero serán más bien sus propias ideas, creencias y confianzas las que lo impulsaran. Un emprendedor siempre esta enfrentando el riesgo cara a cara y dibujando realidades que previamente no existían , de ahí la importancia de su fuerza, confianza y convicción.
Para aquellos que gozan con cifras y estadísticas, investigaciones señalan que sólo el 7% de las habilidades para liderar tiene que ver con el coeficiente intelectual . Son la gran mayoría (93%), habilidades de inteligencia emocional.
El coeficiente intelectual junto al desarrollo y aplicación de las funciones netamente cognitivas y racionales , por cierto , son muy necesarios, pero en el mundo de hoy son insuficientes tanto para desenvolverse como ejecutivo empleado y con mayor razón para atreverse a emprender.

(1) Extraido de Management del emprendedor. El Diario. Articulo de Janet Sprohnle.


0 Comments:

Post a Comment

<< Home